Infiniti comercializará sus coches a través de la red de Renault (11.10.2016)


EL MUNDO FÉLIX GARCÍA @felixgarfdz

10/10/2016 10:36

Roland Krueger, cumple dos años como presidente de Infiniti, la marca premium de Nissan, donde llegó procedente de BMW y al que Carlos Ghosn, presidente de la Alianza Renault-Nissan le dejó un mandato claro: Infiniti debería vender ya 500.000 unidades a finales del ejercicio fiscal 2016/2017, que acaba en marzo del último de esos dos años.

14760884845251

“Somos una marca pequeña pero tengo buen feeling”, explica Krueger, ya que septiembre ha sido el mejor mes de la marca en sus 27 años de historia con 19.900 unidades, un 12% más. Y en lo que va de año, crece un 7%, hasta las 164.636 unidades. Una gran progresión continuada, pero lejos del objetivo marcado por Ghosn.

Siendo EEUU su primer mercado y donde logra dos tercios de sus ventas, también “miramos China y nos vamos a centrar en Europa Occidental” señaló. En el Viejo Contiente “hay un mercado de entre 950.000 y un millón de coches premium al año y creo que la marca tendrá potencial para crecer con dos modelos que se están teniendo gran aceptación, el Q30 y el QX30”.

Además, la marca continuará “entrando en nichos donde no estamos” al mismo tiempo que renovará el desfasado EX con un futuro QX50, basado en el prototipo QX Sport Inspiration presentado en el Salón del Automóvil de París, junto a un motor de cuatro cilindros, el VC-Turbo, primero de compresión variable.

Krueger incide en que la marca se debería conocer más en Europa, pero para ello hay que poner automóviles en la calle. En lo que va de año, crecen un 155% en esta región aunque “tenemos un volumen bajo” de 13.200 unidades. De ahí que “estemos expandiendo nuestra red. Tendremos ente 120 y 140 concesionarios más”.

Y lo más importante es que esa red no se expandirá en Europa de la mano de su marca madre, Nissan, sino de Renault. En este sentido, Krueger explicó que se había reunido con Stephan Müller, vicepresidente de Renault Group y hasta marzo pasado responsable de la región de Europa “para ver las oportunidades que nos da la fuerte red de Renault en la región para expandir la de Infiniti”.

En el caso de la situación de la marca en España, Krueger se mostró muy satisfecho del acuerdo que tiene con Bergé Automoción para la importación y comercialización de los modelos Infiniti. “Trabajamos con ellos desde hace varios años en España -también en Chile- y estamos muy satisfechos con el retorno de la inversión. Confíamos plenamente en las posibilidades de crecimiento en España”.

En cuanto a la posibilidad de que la planta de Nissan en Barcelona fabricase algún Infiniti, dada la saturación que tiene la factoría de Sunderland (Reino Unido) donde se ensambla el compacto Q30 y el QX30, Krueger fue tajante al decir que “ahora mismo no tenemos previsto fabricar ninguno de nuestros modelos en la planta de Barcelona”.